Wikileaks

Thursday, February 17, 2011

No se trata de las descargas

El problema con la "ley Sinde" no son las descargas. Que no vengan con mierda, nunca han sido las descargas, eso no es lo indignante, ni siquiera las van a impedir. A pesar de las leyes abusivas y del uso de la justicia como arma de intimidación masiva, se sigue descargando en Francia, en EE.UU. o donde sea. Y se seguirá descargando aquí, le pese a quien le pese, eso lo sabemos todos.

No, no se trata de las descargas. Se trata de otras cosas...

Se trata de que van a sancionar lo que no es ilegal, y sigue sin serlo tras la aprobación de esta ley, aunque para ello tengan que saltarse las garantías que ofrece un proceso judicial, a las que tenemos derecho todos los ciudadanos. "No importa que no vulneres la ley, si nos interesa vamos a sancionarte".

Se trata de que aprueban leyes represivas, que limitan las libertades y vulneran los derechos de los ciudadanos, con el único objetivo de favorecer intereses económicos. ¿A alguien le suena eso? Porque está pasando muy a menudo últimamente.

Se trata del agravio comparativo, de la urgencia en resolver un supuesto perjuicio exclusivamente económico mientras casos con delitos mucho más graves languidecen olvidados en los pasillos de un juzgado. Si violan a tu hija tendrá que esperar meses, en el mejor de los casos, hasta que los tribunales resuelvan algo, mientras los interesados en un simple caso de propiedad intelectual pasan por encima de ella para obtener resultados en pocos días... porque alguien ha puesto enlaces.

Se trata de que una comisión de la que forman parte miembros de organizaciones interesadas, podrá imponer sanciones a los ciudadanos. ¿Recuerdas lo de ser "juez y parte"? Pues eso, el sueño húmedo de cualquier aprendiz de tirano y una aberración en un Estado de Derecho.

Se trata de que atacan a algo que forma parte de la esencia de Internet: los hipervínculos. La Web son contenidos unidos por enlaces, sin ellos no tiene sentido, pero los enlaces no son lo mismo que los contenidos. Si el problema son las descargas, la copia de ficheros entre usuarios, atacar a los enlaces es atacar al mensajero. Es una forma ruín de impedir la copia privada sin prohibirla explícitamente... para poder seguir cobrando el canon.

Se trata de que han dejado claro el valor de nuestra soberanía nacional cuando, bajo las presiones de su propia industria, otro país ha dictado leyes que vamos a tener que acatar los ciudadanos españoles.

Se trata de la indefensión que provoca una manipulación de nuestro sistema legal tan torticera e interesada, sólo para sancionar porque sí lo que ningún juez ha considerado ni podrá considerar ilegal jamás, salvo que se modifique tal cantidad de leyes, incluida la Constitución, que probablemente se tardarían décadas en conseguirlo. ¿Esto es una democracia? ¿Pueden manipular y saltarse derechos a su antojo y sancionarte por lo que les de la gana al margen de los tribunales? Entonces... ¿cuál es la diferencia con una dictadura?

Se trata de una intromisión en actividades entre particulares, sin ánimo de lucro y sin daños a terceros o a sí mismos. El único supuesto perjuicio es no gastar dinero en algo, ese lucro cesante tan interesadamente ambiguo. Para entender el problema: es como querer castigarte porque has plantado un limonero y regalas limones a tus vecinos, lo que perjudicaría los intereses de la "industria del limón". Es el mismo concepto que subyace bajo el canon, ¿te imaginas un canon a las bicicletas porque su uso perjudica a la industria petrolífera?

Se trata de la falsedad, de la mezquindad, de la soberbia, de la prepotencia, del cinismo y del desprecio de quienes nos gobiernan. De los pactos entre partidos en los que el pueblo es sólo una moneda con la que trafican para beneficio de unos pocos.

Se trata de la escalofriante capacidad de legislar que tienen las grandes empresas para obtener privilegios legales a costa de la población de todo un país. Sin olvidar que lo mismo ocurre en medio mundo, no es exclusivamente un problema de España y es un terrible error creer que esto se limita a "los de la ceja" o a las gestoras de derechos. Esos sólo son cabilderos en España de una industria en particular, pero no son ellos los que han aprobado HADOPI en Francia, ni los que están forzando ACTA por todo el mundo, por poner un par de ejemplos.

Se trata del abuso de una industria que se niega a adaptarse a un mundo que ha cambiado, que tiene demasiado poder y que en lugar de evolucionar pretende seguir anclada en un pasado en el que podía controlar el mercado a su antojo, aunque para ello tenga que insultar, humillar y perseguir a sus potenciales clientes.

Se trata del uso de las leyes como arma contra unos ciudadanos a los que deberían proteger, mientras son incapaces de detener a los poderosos, a los que se permiten manejar el sistema a su antojo y con toda impunidad. Las leyes como telas de araña, que atrapan a los pequeños insectos mientras los grandes las rompen, dijo Anacarsis siete siglos antes de Cristo, y está más vigente ahora que nunca.

Se trata de ellos, de la basura despreciable que en lugar de representar a los ciudadanos representa al poder económico. De ellos, de los miserables corruptos a los que sólo les importa agradar al Poderoso Caballero que les permite sentar sus gordos culos sobre nuestra cara. De ellos, de esos rastreros cobardes sometidos a los designios de multinacionales que ven a los seres humanos como simple ganado al que ordeñar hasta que quede seco. De ellos, de esos cabrones ególatras que volverán utilizar la excusa de que "vienen los otros", para pedirte que les legitimes en un poder que volverán a usar contra ti en cuanto les venga bien y sin el menor empacho. De ellos, de esos sinvergüenzas histriónicos, caras de la misma moneda, iguales entre sí, escenificando constantemente diferencias irrelevantes para convencerte de que son distintos mientras se magrean en privado, siempre de acuerdo en todo lo que les beneficie a ellos o a sus amos. De ellos, de esos hijos de puta embusteros a los que únicamente les importa la democracia cada cuatro años, durante unos días en los que tratan de embaucarte con promesas vacías para que olvides lo que son y lo que realmente han estado haciendo.

No, no se trata de las descargas. Se trata de otras cosas...

Piénsalo al menos, por favor.

Sacado de: http://barrapunto.com/~asurancetorix/journal/35641

2 comments:

Sandra said...

Me encanta el último párrafo... Qué desahogo :)

Elena said...

Aunque solo fuera por la frase de Anacardis ..ya hubiera valido la pena .Muy bueno el artículo .